domingo, 11 de diciembre de 2016

Polvorones de espelta

Estamos de dulces navideños. En apenas dos semanas se nos presenta la Navidad y toda su parafernalia asi que me he animado con los polvorones.

Una de las características de la receta de hoy es que lleva harina de espelta -mucho más digestiva-, cuando lo habitual es elaborar los polvorones con harina de trigo. A su vez, he sustituido la manteca de cerdo -una grasa muy poco saludable-, por aceite de oliva, a ser posible virgen extra -mucho más saludable-, y créanme ha sido un auténtico éxito. Los polvorones han salido con una textura súper suave, tanto, que hay que cogerlos con sumo cuidado para que no se nos rompan entre los dedos. Una vez en boca, estos se deshacen. Os animo a que probéis a hacerla. Feliz día!



Ingredientes para unas 12 piezas aprox.:

100 gr. de harina de espelta

65 gr. de almendra molida

50 gr. de azúcar glas + un poco para decorar

50 ml. de aceite de oliva virgen extra suave

Elaboración:


En primer lugar tostaremos un poco la harina y la almendra por separado. Primero la harina en una sartén sin una gota de grasa, removiendo constantemente para que no se nos queme. Retiramos y dejamos enfriar. 

Repetimos la operación pero esta vez con la almendra, vigilando en todo momento para evitar que se queme pues amargaría la receta. Retiramos y dejamos enfriar.

Cogemos la harina y la almendra una vez hayan enfriado y lo echamos en un bol amplio, y añadimos el azúcar glas. Mezclamos todo. Después haremos una especie de hueco en el centro y ahí mismo incorporamos el aceite de oliva. Acto seguido en movimientos de fuera hacia adentro vamos mezclando bien todos los ingredientes con la intención de que se reintegre bien hasta formar una bola. Lo llevamos a enfriar a a la nevera. De un día para otro sería lo ideal para que la masa asiente bien, aunque para quien dispone de menos tiempo, con unas tres o cuatro horas tiene suficiente.


Pasado el tiempo necesario, extendemos la masa con un rodillo hasta alcanzar el espesor del gusto, yo las hice de 1 cm más o menos, y vamos cortando las piezas con un cortapastas para luego colocarlas sobre bandeja con papel de hornear.

El horno lo habremos precalentado a 200º grados, y en el momento de meter la bandeja al horno lo bajamos a 185 º calor arriba y abajo. Dejamos que hornee por espacio de 12-15 minutos, o bien hasta que veamos que han adquirido un tono dorado. Sacar, dejar enfriar, y espolvorear con azúcar glas.


Servir.

2 comentarios:

Cuky's Cookies dijo...

Te han quedado perfectos y seguro que riquísimos guapi =)
Un abrazo!!

Ane dijo...

Para repetir... Gracias por comentar.

Saludos.