martes, 1 de noviembre de 2016

Tarta San Marcos

De las múltiples recetas que hay para elaborar una tarta de San Marcos me quedo con la de la web webos fritos. Probé un día con ella y me encantó. La he vuelto a hacer en varias ocasiones, solo que, en versión mini, que para eso somos dos en casa, y tampoco es cuestión de atiborrarse a dulce. 

Se trata de una tarta compleja en su elaboración por aquello de que da un poco de trabajo, pero cuyo resultado merece la pena. A continuación la receta que podréis encontrar en su web. ¡Por aquí nos encontramos de nuevo, bienvenidos!


Ingredientes para un molde de unos 20 cm.:


Bizcocho:

120 gr. de azúcar

4 huevos

120 gr. de harina

Un pellizco de sal

1 cucharada de levadura Royal

Relleno:

550 gr. de nata montada + 200 gr.más para adornar

2 cucharadas soperas de cacao puro sin azúcar

200 gr. de azúcar

Yema:

150 gr. de azúcar

50 ml. de agua

4 yemas de huevo

1 cucharada de maicena


Para adornar:

Azúcar moreno

Almendras fileteadas tostadas


Elaboración:

En primer lugar hacemos el bizcocho. Ponemos en un bol las yemas y las mezclamos con el azúcar hasta que blanqueen. En otro recipiente montamos las claras a punto de nieve fuerte y lo mezclamos a continuación con las yemas con movimientos envolventes. Acto seguido añadimos la harina tamizada y la levadura, y un pellizco de sal. Mezclamos envolviendo bien toda la masa. El horno lo habremos calentado previamente a 180 grados, calor arriba y abajo. Una vez alcanzada dicha temperatura llevamos la masa al horno 30 minutos.

AlmíbarEn un cazo ponemos el agua y el azúcar. A fuego suave y llevamos a hervir. En ese momento añadimos el brandy y dejamos unos minutos hasta que reduzca un poco. Apartar y dejar que enfríe.

RellenoMontamos los 750 gramos de nata con 200 gramos de azúcar. Del resultado que dé apartamos 200 gramos que utilizaremos para adornar. Del resto la dividimos en dos partes. A una de ellas le añadiremos dos cucharadas de cacao en polvo y lo envolvemos cuidadosamente con unas varillas hasta que el cacao se integre. Metemos en la nevera.
YemaHacemos un almíbar con el agua y el azúcar en un cazo no muy grande. Dejamos cocer unos 5 minutos y retiramos del fuego para que se temple. Mezclamos las yemas con la maicena en un bol, y remover bien con unas varillas. Poner el cazo al fuego otra vez y añadir el preparado de las yemas mezcladas con la maicena, y remover con las varillas hasta que espese. En ese momento ponemos en un cazo más grande, uno que quepa bien el que estamos trabajando, agua muy fría. Entonces metemos el cazo con las yemas que hemos hecho, dentro del cazo mayor con agua fría, y seguir dándole vueltas. Con esto conseguimos que se enfríe rápidamente, y no se oxide. 

Montaje de la tartaCortamos el bizcocho en tres capas del mismo tamaño. Sobre la primera base verter almíbar con cuidado pues no queremos que se nos rompa. A continuación la primera capa de nata montada. Otra capa de bizcocho y de nuevo mojarla con almíbar. A continuación la nata trufada. Encima la última capa de bizcocho y de nuevo la bañamos en almíbar. Finalmente la cobertura de yema, que debería estar muy espesa. Espolvorear con azúcar moreno por encima y quemar con ayuda de un soplete.

Adornaremos los laterales de la tarta con la nata montada que habíamos reservado. A continuación colocamos las láminas de almendra que habremos tostado previamente unos cinco minutos en el horno. Dejar enfriar bien en la nevera. Por último servir.

2 comentarios:

Cuky's Cookies dijo...

Es una tarta que siempre me ha parecido irresistible. Tiene una combinación de ingredientes y una pinta sensacional =)
Te ha quedado de escándalo!
Un besote.

Ane dijo...

Tienes razón y aun siendo laboriosa, bien merece la pena.

Besos.