domingo, 4 de octubre de 2015

Magdalenas de espelta

Estas magdalenas están hechas con harina de espelta, mucho más digestiva que la habitual utilizada en repostería. Además en esta ocasión con el añadido de mi alergia a la clara de huevo, he probado a hacerlas solo con yemas, eso sí, con muuuucho cuidado de que no recogiera ni un ápice de clara. Hay que  tener en cuenta por tanto la suma paciencia con la que lo debemos afrontar para evitar cualquier resto de ella. Una vez llevado a cabo he de decir que el resultado ha sido satisfactorio.

Cierto es que, al emplear este tipo de harina la masa no sube en exceso, pero la finalidad que buscaba era la de  una magdalena que siguiera siendo esponjosa y a la par más digestiva para nuestro estómago, fuente de problemas para muchos hoy día, y teniendo en cuenta a su vez que solo he utilizado una parte del huevo.
 

Asi que para aquellos/as que os pase como a mí, que no tenéis problemas con la yema pero sí con la clara, os dejo esta receta. Probad y me decís qué os parece.

Feliz día !
Ingredientes para 20 - 22 ud.:
 
8 yemas de huevo
 
200g de azúcar
 
200 g de harina de espelta
 
120 g de leche
 
Ralladura de 1 limón
 
1 sobre de levadura
 
60 g de mantequilla en pomada
 
Elaboración:

Batimos en primer lugar en un bol las yemas con el azúcar, le añadimos la ralladura de limón y la leche poco a poco y batimos.  Después incorporamos la mantequilla y batimos de nuevo.
 
 
A continuación tamizaremos la harina junto con la levadura y un pelín de sal. Esta mezcla se la añadiremos al bol de las yemas y azúcar de a poquitos a la vez que vamos mezclando.
 
Encendemos el horno a 180 grados. Vertemos la masa de las magdalenas a las cápsulas hasta 3/4 partes más o menos. Espolvoreamos azúcar por encima y una vez el horno haya cogido la temperatura adecuada metemos la bandeja y dejamos que hornee por espacio de 15 - 20 minutos, según veamos el tono que adquiere.
 
 
Dejamos enfriar y servir.