domingo, 13 de septiembre de 2015

Vasitos de crema de chocolate

Si os gusta la música de piano os recomiendo que escuchéis No more tears de David Nevue. Fácilmente la encontraréis por la red, aunque apuesto a que alguno/a la habréis escuchado en alguna ocasión. No es que me haya dado por la música instrumental, no, pero bien es cierto que de vez en cuando me gusta escucharla. Sobre todo desde que me ha dado por escribir. 


Ya el año pasado anduve con la idea de iniciarme en la escritura y para ello comencé a crear pequeños personajes los cuales, según la personalidad de cada uno me diera la oportunidad de contar sus historias. Y aquí sigo con ello, sé que me costará lo suyo sacarlo adelante primero, por falta de tiempo segundo, porque a veces faltan las ideas para desarrollar las tramas, pero de lo que sí estoy segura es que lo terminaré logrando. Es más, a medida que escribo me surgen más personajes para otras novelas. Y diréis, qué tiene que ver esto con la música instrumental? Pues que me acompaña en esos momentos de inspiración. Intento asignar a cada  escena y personaje una música que ponga a trabajar el ingenio. Y hoy ha tocado a David Nevue con su No more tears, asi que con él os dejo, con él y con la receta de esta crema perfecta para adictos al chocolate, estupenda combinación para esas tardes de lluvia tras una ventana.

Bienvenidos de nuevo !



Ingredientes para 3 - 4 unidades:

280 nata líquida

60 azúcar

30 chocolate negro

2 yemas

1/2 cucharada de maicena

1 gota de esencia de vainilla

Elaboración:

En una cacerola ponemos al fuego la nata, el chocolate y la vainilla durante unos de minutos, removiendo la mezcla con la cuchara a ser posible de madera hasta lograr que el chocolate se funda.


Por otro lado mezclamos en un bol las yemas junto con el azúcar y la 1/2 cucharada de maicena. A continuación retiramos del fuego la mecla de la nata y chcolate y le añadimos a ella el bol de las yemas, lo hacemos sin parar de remover y en hilo fino para que no se nos cuaje.

Lo llevamos nuevamente al fuego, lento por supuesto y sin parar de remover suavemente hasta que veamos que la crema coge el espesor adecuado (tipo natillas). Retiramos lo echamos en vasos de cristal y dejamos que enfríe un poco. Pasado un tiempo prudente lo dejamos que termine de enfriar en nevera, eso sí tapados bien por film, o con albal para que no le de mucho el aire.


Sacar un poco antes de consumir. Queda muy bien servido con un poco de nata montada o trufa, o espolvoreado con un poco de chocolate puro sobre la superficie.

2 comentarios:

Kim I.M dijo...

Qué ricos vasitos!! =)
Un besote!

Ane dijo...

Gracias !!

Besos.