domingo, 19 de abril de 2015

Tarta suave de yogur y mermelada de kiwi

Esta versión mini de tarta de yogur tuvo mucho éxito en casa. Tiene una textura muy suave, nada empalagosa y está muy rica. Los ingredientes que indico en la receta es para dos raciones, muy fácil de hacer y mucho más fácil de comer, la prueba está en que voló cual pájaro veloz a su nido. Solo hay que decidir el número de raciones necesarias y con ello multiplicar los ingredientes, como alguno hizo - o eso nos cuentan - con los panes y los peces, ay! si todo se solucionara así. 

En este caso como hice dos raciones utilicé un aro de emplatar de unos 8,5 cm. x 5 de alto, puesto que no tengo moldes tan pequeños, pero si disponemos de un molde de tarta, mejor que mejor.

La nata que empleé fue de un 15% de materia grasa, bien está que con la del 30% también queda estupenda pero en mi caso creo que la de inferior rango es más que suficiente y claro, eso también que se ahorra nuestro body. 

Con respecto a la mermelada huyo de las industriales, la mayoría tienen muchos conservantes, y normalmente representan un porcentaje bajo de fruta. Prefiero decantarme por mermeladas más caseras, aquellas que representan un porcentaje de 75% o 70% de fruta por 100 gr. de producto y compuesta por fruta, en este caso kiwi, y azúcar, nada más.

Esta mermelada de kiwi concretamente es de un pueblo cercano a la ciudad Leintz-Gatzaga también llamado Salinas de Léniz donde en uno de tantos caseríos que inundan el valle hacen sus mermeladas, quesos, y otros productos autóctonos como se han hecho toda la vida. Además no hay que irse hasta allí para comprarlos puesto que se venden tranquilamente en las grandes cadenas y superficies. Es cierto que son algo más caras, pero como digo siempre y no sé si, porque una va haciendose mayor, cada vez le doy más importancia  a los productos con los que nos alimentamos. Mi madre siempre me ha dicho que la enfermedad entra por la boca, y desde hace un tiempo para mí, es una premisa básica. Espero que os guste.


Ingredientes 2 raciones:

50 gr. de galletas

20 gr. de mantequilla

125 gr. de yogur natural

60 gr. de nata líquida 15% materia grasa

1 cucharada de azúcar

1 hoja de gelatina neutra

Mermelada de kiwi

Elaboración:

Trituramos las galletas. Para ello las metemos en una bolsa de plástico y le pasamos por encima el rodillo hasta conseguir que estén bien trituradas. Derretimos un poco la mantequilla en el microondas, ojo no pasarse pues no nos interesa que se quede completamente derretida. A continuación unimos las galletas con la mantequilla.


Cogemos el molde y le ponemos lo que será la base de la tarta, las galletas con la mantequilla y apretamos con un tenedor para que se nos quede una base bien firme. Acto seguido lo metemos en nevera por espacio de 15 minutos.


Por otro lado ponemos a remojar en agua fría la hoja de gelatina y reservamos. En un cazo ponemos a calentar a fuego suave la nata con el yogur. Cuando esté un poco caliente le añadimos la cucharada de azúcar y removemos hasta que ésta se disuelva, con cuidado de no dejar que se nos caliente mucho. Una vez disuelta añadimos la hoja de gelatina bien escurrida. Mezclamos suavemente y disuelta también la gelatina, cogemos la crema y la echamos al molde. Lo llevamos a la nevera unos 2 o 3 horas hasta que veamos que ha cuajado.


Sacamos de la nevera le quitamos el molde y lo cubrimos con mermelada de kiwi. Servir.

No hay comentarios: