domingo, 20 de diciembre de 2015

Galletas estrella de nata

Con esta receta cierro la temporada de este 2015. Son fechas en las que de por sí andaré si cabe más liada asi que, aprovecho para desearos con anticipación que paséis unos días estupendos, que no nos volvamos locos con eso de la comida que tampoco es cuestión de acaparar todo. Que nos acordemos de quienes por desgracia no lo están pasando bien y sobre todo que disfrutemos de los momentos.

Os dejo aquí, con esta sencilla receta de galletas de nata que a buen seguro haré de nuevo para fin de año. Saludos, Feliz Navidad a todos y próspero año nuevo. 


Para aproximadamente 15 ud.:

110 gr. de harina tamizada

1 yema

70 ml. de nata líquida

60 gr. de azúcar

Miel

Azúcar glas para decorar

domingo, 13 de diciembre de 2015

Roscos de vino

Los roscos de vino, apropiados en estas fechas, serán de los dulces navideños que más me gusten. Quizás porque me recuerda años atrás, siendo muy pequeña y por finales de año cuando bajábamos al sur del país para pasar las navidades con la familia. Tíos, primos y abuelos nutrían un buen grupo de personas que si bien a lo largo del año no nos veíamos, era entonces cuando aprovechábamos para estar todos juntos. Hoy algunos ya no están y degustar estos dulces, será algo tonto, pero me recuerda a cuando nos juntábamos en el salón bajo un buen brasero en la cena de Nochebuena, y llegaba mi tía con los roscos de vino recién hechos de esa tarde.


Buenos recuerdos que hoy llevo conmigo y que me gusta traer de vez en cuando, es por ello que hoy os dejo con esta receta que cogí del blog "Hecho en la propiété" y que me gustaron mucho. Yo hice menos cantidad pero os dejo tal cual la receta figura en el blog. Saludos.

Ingredientes:

500 g. de harina

100 g. de azúcar glass

15 ml. de aguardiente

200 ml. de aciete de oliva suave

125 ml. de vino tipo moscatel

Ralladura de limón

30 g de sésamo tostado

1/4 cucharadita de canela

1/8 cucharadita de clavo en polvo

Piel de limón

Azúcar glas para rebozar

Elaboración:

sábado, 5 de diciembre de 2015

Galletas de nueces

Entramos en este megapuente de la Inmaculada quien nos avisa de que cada vez queda menos para la Navidad y por ende para el fin de año. Comenzarán las carreras sobre qué comprar, qué comer o qué fiesta hacer. En las tiendas, mercadillos y centros comerciales parecerá que se fuera a acabar el mundo. En unos casos porque ya no quedarán existencias de ese pescadito que le habías echado el ojo, en otros porque se agotará la muñeca que dice "Mami" con unos gorgoritos que hasta tú misma te derrites y a ver como se lo cuentas a tu hija.

En definitiva, que vuelve la locura de estas fechas, tan animadas aunque no quieras, aunque no te apetezca sonreir. Y es que como dicen los mandamientos es de obligado cumplimiento, si no, ya sabes, serás estigmatizado. Ay, qué dilema!

Pero volvamos a hoy sábado, sobremesa, y estas galletas de nueces, ¿qué te parece?. Saludos.



Para 28-30 Ud.:

130 gr. de mantequilla

80 gr. de azúcar glas

2 yemas tamaño M

90 gr. de nueces picadas

150 gr. de harina

Nueces para decorar

Elaboración:

domingo, 1 de noviembre de 2015

Dulce de membrillo

Desde que mi madre me enseñó a preparar dulce de membrillo dejé de comprarlo en las tiendas. Con lo fácil que es de hacer no tengo necesidad de comprarlo ya elaborado, bueno sí, solo cuando no encuentro membrillos en las tiendas, entonces no me queda más remedio.

Asi que teniendo en cuenta que tengo un cajón entero de la nevera completo de esta fruta me he puesto este fin de semana manos a la obra e voilá aquí está el resultado. Un exquisito dulce de membrillo que por esta zona, el País Vasco, acostumbramos a ponerlo de postre acompañado de un poco de queso y unas nueces, de hecho este es el postre que sí o sí te encontrarás si te acercas a cualquier Sidrería de Euskadi, queso con membrillo y nueces, alguien da más?


Feliz domingo!!

domingo, 25 de octubre de 2015

Buñuelos rellenos de nata

En unos días se llenarán nuestras casas de huesos de santo, buñuelos y otros dulces festivos del panorama nacional, la verdad es que es una suerte levantar un poco la vista y ver la diversidad de dulces típicos que nos podemos encontrar en  el año y a lo largo de toda la geografía. Una variedad rica y abundante que nos permite disfrutar y conocer la diversidad cultural de este país.

Los buñuelos son a mi modo de ver unos dulces agradecidos puesto que unas veces los puedes rellenar de nata, o de chocolate, de crema, de trufa, de praline, de fresa, de.......vamos, el que más te guste.


La masa es la pasta choux y en sí, no lleva nada de azúcar puesto que la parte dulce estaría en el relleno y en el azúcar con el que se reboza. Es la misma masa que los petit choux o profiteroles o relámpagos, solo que, estos últimos llevan menos huevo y se hacen en el horno. La pasta choux, se le denomina escaldada por el hecho de que inicia su cocción en la cazuela, en el momento en que el líquido está hirviendo.

En definitiva es un bocado fácil de preparar y una vez que pruebas a hacerlos lo más probable es que repitas. A ver si os gusta.

lunes, 12 de octubre de 2015

Palmeritas bicolor

Hay veces que al hacer las palmeras parece que me faltara algo, un no se qué que les diera más sabor. He probado a hacerlas con un poco de cacao y claro, a mí que todo que aquello que vaya acompañado con chocolate me chifla, estas me ha venido perfectas.

Unas palmeritas muyyyyy fáciles de comer, de un bocadito a otro y llevas ya sin darte cuenta unas cuantas. Y hoy que está lloviendo por aquí y con tiempo otoñal, ni te cuento para acompañar un café. Como siempre, sencillas de hacer y apetecibles un rato. 

Saludos.


domingo, 4 de octubre de 2015

Magdalenas de espelta

Estas magdalenas están hechas con harina de espelta, mucho más digestiva que la habitual utilizada en repostería. Además en esta ocasión con el añadido de mi alergia a la clara de huevo, he probado a hacerlas solo con yemas, eso sí, con muuuucho cuidado de que no recogiera ni un ápice de clara. Hay que  tener en cuenta por tanto la suma paciencia con la que lo debemos afrontar para evitar cualquier resto de ella. Una vez llevado a cabo he de decir que el resultado ha sido satisfactorio.

Cierto es que, al emplear este tipo de harina la masa no sube en exceso, pero la finalidad que buscaba era la de  una magdalena que siguiera siendo esponjosa y a la par más digestiva para nuestro estómago, fuente de problemas para muchos hoy día, y teniendo en cuenta a su vez que solo he utilizado una parte del huevo.
 

Asi que para aquellos/as que os pase como a mí, que no tenéis problemas con la yema pero sí con la clara, os dejo esta receta. Probad y me decís qué os parece.

Feliz día !

domingo, 13 de septiembre de 2015

Vasitos de crema de chocolate

Si os gusta la música de piano os recomiendo que escuchéis No more tears de David Nevue. Fácilmente la encontraréis por la red, aunque apuesto a que alguno/a la habréis escuchado en alguna ocasión. No es que me haya dado por la música instrumental, no, pero bien es cierto que de vez en cuando me gusta escucharla. Sobre todo desde que me ha dado por escribir. 


Ya el año pasado anduve con la idea de iniciarme en la escritura y para ello comencé a crear pequeños personajes los cuales, según la personalidad de cada uno me diera la oportunidad de contar sus historias. Y aquí sigo con ello, sé que me costará lo suyo sacarlo adelante primero, por falta de tiempo segundo, porque a veces faltan las ideas para desarrollar las tramas, pero de lo que sí estoy segura es que lo terminaré logrando. Es más, a medida que escribo me surgen más personajes para otras novelas. Y diréis, qué tiene que ver esto con la música instrumental? Pues que me acompaña en esos momentos de inspiración. Intento asignar a cada  escena y personaje una música que ponga a trabajar el ingenio. Y hoy ha tocado a David Nevue con su No more tears, asi que con él os dejo, con él y con la receta de esta crema perfecta para adictos al chocolate, estupenda combinación para esas tardes de lluvia tras una ventana.

Bienvenidos de nuevo !

domingo, 14 de junio de 2015

Lazos de hojaldre con dulce de leche

Esta receta será la última vez que la haga, o por lo menos para mí. Y no va  a ser porque no me guste mojar unos lazos de hojaldre con dulce de leche, en un chocolate bien calentito...mmhh...no, más bien porque después de tanta visita médico arriba, médico abajo, por fin dimos con el problema.

Resulta que después de tantos años con problemas de estómago el diagnóstico definitivo es una intolerancia a la lactosa, y a la proteína de clara de huevo. Toma ya, y eso que siempre me decían que todo era un asunto de nervios.

Eso significa que toda mi dieta a partir de ahora ha de consistir en alimentos que no lleven lo susodicho. En principio no hay problema para readaptar mi dieta -todo sea por la salud-, aunque ahora he de fijarme  más si cabe, en los ingredientes cada vez que voy a hacer la compra. Es un poco rollo porque he de estar atenta a cada historia que meto en el carro, sobre todo si es elaborado. 

Y en esto al fin y al cabo involucro también a mi pareja, y es que como era aquello de "en las alegrías y las penas, en la salud y en la enfermedad"...? y yo le digo ¿y lo que nos vamos a divertir? Ja, ja, las cosas con humor, es la única forma que conozco de ganarle años a la vida.

Y cuando aparece impresa la temida palabra "trazas", oh, todo se desmorona y te preguntas y ¿por unas tracitas de nada no va a poder ser?

Fuerza de voluntad, al fin y al cabo no es para tanto. Leche?, sin lactosa. Bizcocho? de yemas. Pasta? ecológica. La de cosas que voy a descubrir, un mundo nuevo se abre para mí.

Pero a lo que vamos, estos lazos con dulce de leche los hice hace un par de meses y la tenía pendiente de publicar. De sabor qué decirte, buenísimos. Ahora los seguiré haciendo, si, pero sin nada de lactosa, ja,ja, qué os creíais?

Feliz domingo!

domingo, 31 de mayo de 2015

Tarta Sacher

Parece que ya tenemos una palabreja nueva en nuestro argot callejero, el fofisano. Dícese de aquél - hombre por supuesto- que posee unos kilitos de más pero eso sí, sano, sanote. No lo discuto, que cada uno sea como quiera, es más envidio que dicha mención se recoja con total naturalidad para los hombres, en cambio no suceda lo mismo si lo extrapolamos al género femenino.

Aquí hemos dado con hueso. Y es que día si día no, nos recuerdan con su publicidad en los medios de comunicación que las mujeres no podemos ser fofisanas - qué cosas se nos ocurren - que nosotras, tenemos que ser delgadas - a ser posible, 60-90-60 -, y ya no te cuento si encima lo complementamos con ser buena madre, buena profesional y buena esposa. Ahí ya lo más de lo más, quienes no cumplan requisitos por favor no entrar.

Me parece triste ver cómo tenemos asumido, y lo digo así porque aunque cada vez somos muchas quienes no toleramos ese trato hacia nosotras mismas, en cambio sí veamos con naturalidad que nos bombardeen en nuestro quehacer diario con artículos sexistas a puertas del verano como por ejemplo "los cuerpos diez en bikini para este verano", todo tipo de mensajes subliminales que te dicen lo que hoy dia es o no es una mujer perfecta. Actos deportivos como la Fórmula 1, carreras ciclistas y un sin fín, el deportista aparece rodeado de un séquito de féminas a cual más ¿perfecta?, algo sintomático de que apenas hemos evolucionado.

Pero como ya estoy de vuelta en lo que respecta a ese sentido, vuelvo a mi pecado original, el chocolate. Ay, que pasaría si de repente me prohibieran tomarlo, siquiera un pizquita de una onza, ¿acabarían conmigo?

La tarta Sacher, es quizás de largo la tarta que más me gusta. Me inclino ante ella, me arrodillo y lo que haga falta, todo sea por un pedacito de esta delicia. Nunca la había hecho y visto el resultado ya no será la última. Una manera de alegrar el día.


domingo, 17 de mayo de 2015

Escapada a Londres

Un pequeño paréntesis para viajar, eso es lo que he tenido. Y he venido encantada. Londres qué gran ciudad, y eso que me ha quedado la tira de cosas por ver. Me ha parecido un lugar un lugar tremendamente vivo. Para aquellos que dicen que los anglosajones son fríos, me río yo de esa afirmación. Me ha encantado su acceso brutal a la cultura, su arquitectura, su educación - sobre todo vial- qué diferencia con nosotros-. En definitiva, que quiero volver.

Hoy no hay receta, más bien por falta de tiempo y porque sobre todo esta entrada se haría tremendamente larga, con la de fotos que os quiero enseñar.


Hemos visitado los lugares más conocidos de la ciudad, entre ellos Portobello, Covent Gardem, London Bridge, Tower of London, buff... igual resulto un poco pesada, pero cierto es que estoy recomendando a mi círculo cercano que no cese en el empeño de visitar Londres. 

Igual no podremos alojarnos en hoteles de lo más granado pero también nos conformamos con esos otros, más modestos pero también muy apañados, y ya sabes ahorrando un poco de aquí y un poco de allá, pues hacemos algo, porque lo que sí tiene esta ciudad es que es un poco cara. 


Pero bien merece la pena. Además cuando te saluda ese clima de día lluvioso, gris y un poco fresco pues ya lo tienes todo, esto es Londres.

Con respecto al clima, bueno aquí en el norte del país tampoco es que tengamos al sol por castigo por tanto estaba más que acostumbrada. Asi que, una excusa menos.


Y es que el clima en ocasiones adverso, a veces es un inconveniente, otras como muestran sus parques todo un acierto.


Hasta nos cruzamos y varias veces con algunas ardillas, que vamos, saber que existen lo sabía porque las he visto en la TV y porque las vi por primera vez "en vivo y en directo" en una visita al Monasterio del Escorial en Madrid, entre sus jardines, allá por......2005? Ya han pasado diez años? Qué barbaridad....

domingo, 19 de abril de 2015

Tarta suave de yogur y mermelada de kiwi

Esta versión mini de tarta de yogur tuvo mucho éxito en casa. Tiene una textura muy suave, nada empalagosa y está muy rica. Los ingredientes que indico en la receta es para dos raciones, muy fácil de hacer y mucho más fácil de comer, la prueba está en que voló cual pájaro veloz a su nido. Solo hay que decidir el número de raciones necesarias y con ello multiplicar los ingredientes, como alguno hizo - o eso nos cuentan - con los panes y los peces, ay! si todo se solucionara así. 

En este caso como hice dos raciones utilicé un aro de emplatar de unos 8,5 cm. x 5 de alto, puesto que no tengo moldes tan pequeños, pero si disponemos de un molde de tarta, mejor que mejor.

La nata que empleé fue de un 15% de materia grasa, bien está que con la del 30% también queda estupenda pero en mi caso creo que la de inferior rango es más que suficiente y claro, eso también que se ahorra nuestro body. 

Con respecto a la mermelada huyo de las industriales, la mayoría tienen muchos conservantes, y normalmente representan un porcentaje bajo de fruta. Prefiero decantarme por mermeladas más caseras, aquellas que representan un porcentaje de 75% o 70% de fruta por 100 gr. de producto y compuesta por fruta, en este caso kiwi, y azúcar, nada más.

Esta mermelada de kiwi concretamente es de un pueblo cercano a la ciudad Leintz-Gatzaga también llamado Salinas de Léniz donde en uno de tantos caseríos que inundan el valle hacen sus mermeladas, quesos, y otros productos autóctonos como se han hecho toda la vida. Además no hay que irse hasta allí para comprarlos puesto que se venden tranquilamente en las grandes cadenas y superficies. Es cierto que son algo más caras, pero como digo siempre y no sé si, porque una va haciendose mayor, cada vez le doy más importancia  a los productos con los que nos alimentamos. Mi madre siempre me ha dicho que la enfermedad entra por la boca, y desde hace un tiempo para mí, es una premisa básica. Espero que os guste.


Ingredientes 2 raciones:

50 gr. de galletas

20 gr. de mantequilla

125 gr. de yogur natural

60 gr. de nata líquida 15% materia grasa

1 cucharada de azúcar

1 hoja de gelatina neutra

Mermelada de kiwi

domingo, 5 de abril de 2015

Mini-donuts de vainilla

Finalmente caí, y, enamorado de la moda juvenil como dice la canción no es que fuera, sino que terminé por comprarme la máquina de hacer mini-donuts. Ya ves, ese sábado tarde lluvioso que te vas de tiendas y no sabes cómo, regresas a casa con una máquina de hacer mini-donuts. Esas cosas que tiene la vida.

Y esta es mi primera prueba. Se trata de una receta que encontré en La Cocina de Morilands, de la cual me he servido para probar con este nuevo habitante de mi cocina.

El resultado para ser la primera vez considero que es satisfactorio. Ahora bien, tengo que curiosear más pues aunque salen bastante ricos, no tienen la consistencia de un donuts auténtico. Pero amigos/as todo se andará.

Saludos.

Ingredientes:

220 g. de harina de repostería

150 g. de azúcar 

1/2 sobre de levadura tipo Royal

1 pelín de sal

2 esencia de vainilla

2 huevos

30 g. de mantequilla

185 l. de leche

Para decorar:

Chocolate negro

Chocolate blanco

Mermelada de albaricoque

Almendra picada

Azúcar glas

domingo, 29 de marzo de 2015

Galletas de dulce de leche

Bueno, volvemos o mejor dicho volvimos. Una historia de amor y desamor con un ordenador, eso sería el resumen de este tiempo fuera de la red bloquera. Ya lo comenté la semana pasada en mi otro blog Las cositas saladas, que hay veces que uno se pone tonto y como quien diría aquel, ni p'alante ni p'atrás.

Y aquí estamos de nuevo, un poco convalecientes aún puesto que yo creo que algo del virus ha quedado, pero lo ando vigilando muuuuy de cerca. A la mínima, zas ! con el espantavirus y verás.

En fin, que hoy hace un fin de semana estupendo - ya era hora - como antesala a los días de asueto que se presentan, una no sé si será muy religiosa - mas bien nada - pero estos días de fiesta me vienen de maravilla., asi que más tiempo para el cuerpo....

Y hoy ya más relajada, vengo con la receta de unas galletas de dulce que tostaditas están bueníiisimas. A ver si os gustan, saludos.


domingo, 1 de marzo de 2015

Magdalenas de naranja rellenas de crema de chocolate

Aprovechando restos de chocolate y alguna que otra naranja que tenía en la nevera pensé en estas magdalenas. Siempre me gusta tener algo de dulce en la despensa para el resto de la semana así que estas magdalenas que he rellenado con una crema de chocolate y naranja son ideales para endulzarme durante estos días.

Aun pasado por agua, o mejor dicho diluvio, feliz domingo!

domingo, 15 de febrero de 2015

Galletas de miel

Estas galletas tienen el privilegio que les da la miel, de ahí su nombre - no era muy difícil, eh? - pero es cierto que el producto que elaboran dan las abejas - ojo, están en peligro de extinción ! - las hace particularmente deliciosas. Ya solo ese olorcito que tiene al sacarlas del horno hace que me lance a por ellas, no sin antes llevarme un quemazón por mi impaciencia.

La verdad es que me recuerdan a las galletas que comíamos en aquellas tardes de café en verano en el pueblo de mis padres. Son de estos olores que te quedan para siempre.

En la red hay multitud de variedades y apuesto a que todas cada una de ellas a cual más rica. Yo os dejo la que suelo hacer alguna vez que otra, en definitiva, una versión más.

Espero que os guste.


domingo, 8 de febrero de 2015

Tarta Pantxineta

Hoy pongo de fondo el CD " Waiting to exhale" con numerosas voces aterciopeladas que me chiflan. Es un CD que me regalaran hace muuuuucho tiempo y que casi nunca pongo la verdad, más por olvido que por otra cosa, salvo cuando era más joven que lo tenía cada dos por tres dando vueltas en el equipo de música. Ahora suena "How Could You Call Her Baby", canción tranquila que me acompaña en esta entrada de hoy.

Músicas aparte, contaros que la tarta Pantxineta es típica de esta región, el País Vasco. Es una tarta que puedes encontrar en cualquier pastelería de la zona y que también se presenta en pastel individual. Se suele comer templadita o en frío, para gustos.

Mezcla el sabor del hojaldre con la crema y la almendra. Aquí os la dejo.

Saludos a todos los mañaneros/as.




domingo, 25 de enero de 2015

Bizcocho de miel

Por fin vuelvo a publicar en este blog, lo que me ha costado por aquí arrancar de nuevo. No se como lo hago pero parece que mis días tuvieran menos horas, o bien no termino de organizarme como debe ser, ya me gustaría saberlo ya, pero una de dos seguro..

Pero lo que importa, aquí regreso con este bizcocho de miel que la mañana de Reyes preparé en casa, pues resulta que por mis aposentos no gusta mucho el Roscón de Reyes -qué le vamos a hacer-, asi que me dije algo dulce al menos tendremos que preparar, no? Que tal recordar esos reyes mañaneros de cuando éramos pequeños que, después de una noche larga e intranquila por aquello de los regalos, aparecíamos con legañas en los ojos en el umbral de la cocina, al albor de ese horno calentito cuyo dulce nos estaba esperando como agua de mayo.

Asi que me dije, un bizcocho de miel, que por cierto los he visto muuuyyy apetitosos por la red. Y me quedé con esta receta de "cuchillito i tenedor", que me encantó su aspecto y no veáis cuando lo probé. Buenísimo.

Asi que os animo, a que en estos días de frío os presentéis con un bizcocho de miel para desayunar veréis como les encanta.

Bienvenidos de nuevo.