jueves, 27 de noviembre de 2014

Bombones rellenos de dulce de leche

Esta semana me he acercado por motivos de trabajo al centro de la ciudad y observé curiosa, que ya están adornando las calles con luces navideñas, para un alumbrado más que inminente. Y eso a pesar de que aún nos queda un mes para que a todos nos toque ser más felices, -felices al menos, como nos vende la TV y sus grandilocuentes anuncios burbujeros navideños- y comiendo perdices. Pasadas las fechas, ya veremos.

Hasta en las grandes superficies han sacado ya a la luz turrones, mazapanes y todo lo que tenga que ver con un muñequito vestido de rojo o, para aquellos otros, tres reyes magos con un séquito de pajes y camellos. O como ocurre por estos lares, un fortachón con barba, casero, de pueblo y con su típico traje vasco. Para gustos los colores.


Y con el estupor de que antes de terminar este post hasta me hayan colocado el arbolito en la puerta, aquí os dejo la receta de estos bombones muy sencillos de hacer, y que presentados envueltos en una bonita caja o bolsitas de regalo  quedaremos que ni pintados en aquellos casos en que vayamos de invitados.

Solo tres ingredientes et voila! Saludos.

Ingredientes para 12 bombones:

150 gr. de chocolate de calidad con alto porcentaje de cacao

Dulce de leche

Galletas desmenuzadas


Elaboración:

Derretir el chocolate al baño maría a fuego lento. Una vez se logre apartar. Dejar que temple un poco y lo colocamos de nuevo al fuego.

Cuando haya cogido de nuevo el tono fundido que queremos lo echamos al molde de los bombones el cual se encontrará sobre una rejilla y ésta sobre una bandeja o bol grande pues lo que hacemos a continuación es darle la vuelta al molde para que caiga el sobrante.

Acto seguido metemos en frío para que endurezca. Pasado un tiempo prudencial de frío sacamos y le añadimos a cada uno dulce de leche, ahora bien sin que llegue a rebosar pues aún hemos de taparlos.


Encima del dulce de leche le echamos unos trozos de galletas bien desmenuzadas, que nos hará una capa crujiente en el bombón.

A continuación con el resto del chocolate lo volvemos a calentar al baño maría y se lo añadimos al molde. Con ayuda de una espátula raseamos para retirar el sobrante y dejamos reposar en frío.

Antes de servir, sacar de la nevera para que temple.