domingo, 22 de junio de 2014

Sobaos pasiegos

No sé, quizás haya cometido el error de encender hoy el horno. Con este insoportable calor una vez hecha la receta de hoy, tengo la cocina que en sí misma es un puro horno. Debo de abrir las ventanas para ventilarlo y que salga el calor cuanto antes pero a su vez ,es tal el calor que tenemos en la ciudad que no sé qué hacer. Hoy igual será mejor precintar la cocina y desaparecer. A ver si luego cuando vuelva todo ha sido un mal sueño.
 
Bromas aparte, presentar la receta que he realizado hoy. Me levanté prontito, para poder tener estos sobaos para desayunar. Todo aquel que hay probado los sobaos alguna vez habrá podido observar que tienen un sabor especial. Algo que caracteriza a parte de la zona de cantabria. Quién más quien menos conoce de estos dulces y apuesto a que cuando nos acercamos a Potes, al Valle de Líébana....alguno o más de uno habremos comido.
 
Lo dicho, aquí os la dejo. Disfrutad del domingo.



Ingredientes 15 ud:
 
250 g. de harina
 
250 g. de mantequilla derretida y templada 
 
250 g. de azúcar
 
3 cucharaditas de levadura en polvo
 
1 cucharada de ron
 
3 huevos
 
1 pellizco de sal
 
Ralladura de un limón


Elaboración:

Derretimos la mantequilla en un recipiente en el fuego o bien al microondas eso sí, a poca potencia. Por otro lado tamizamos la harina con la levadura.
 
En un bol amplio echamos los huevos, la cucharada de ron, la ralladura del limón, el azúcar, la sal y la mantequilla derretida y templada y ayudados de una varilla lo batimos todo bien hasta lograr una crema.
 
 
Poco a poco vamos incorporando a la vez que removiendo la harina junto con la levadura tamizada y mezclamos suavemente en este caso con una espátula, con movimientos envolventes.
 
Una vez todo bien mezclado repartiremos la masa en moldes individuales que habremos colocado en una bandeja de horno, e intentamos que éstos tengan bien repartida la masa.
 
Es hora pues, de llevarlos al horno previamente calentado, a 190º calor arriba y abajo pero sin ventilador, unos 15 minutos apróximadamente, hasta observar que comienzan a dorarse. Vigilar bien el tiempo de cocción para evitar que se nos resequen.
 
 
Una vez hechos, los retiramos del horno y los dejamos enfriar. Por último servir.

4 comentarios:

Norma2 dijo...

Seguramente muy esponjosos por el buen batido, ideales para formar parte de un rico postre con nata , frutas, helados
Besoss Ane
hoy desde
http://siempreseraprimavera.blogspot.com.ar/2014/06/toxico-para-colocar-alimentos.html

Ane dijo...

Me apunto a tu idea, eso sí, la operación bikini la dejamos apartada por un par de días y ya está. Me conozco unas cuantas excusas para no dejar de comerlos.

Besos.

Kim I.M dijo...

Uff...Mira que a mí también me gustaba encender el horno...Pero en invierno, ahora en verano es un infierno jajaja. Aún así, con el resultado de estos sobaos, merece la pena encenderlo y sudar un poquitín para luego comerlos ;)
Un besote!

Ane dijo...

Al menos ese es mi consuelo, de pasar calor que sea por algo.

Besos, y gracias por comentar.