viernes, 26 de abril de 2013

Pastelitos almibarados con almendras

Me And Mrs. Jones, versionada por el británico Michael Bubble, majestuoso. Me aislo y evado del mundanal ruido. 
 
Si se pudiera detener el ávido ritmo del tiempo, o hacerlo más pausado sería el súmun. Muchas conversaciones que no tuve y que quedaron pendientes, hoy lograrían un mayor protagonismo. Quizás por no intentarlas o quizás por rechazarlas, para bien o para mal hoy somos como somos.

Y aunque siempre tengamos ese resquemor de "y si le hubiera dicho.........o aquello que le dije, aquello que tal vez no debí...", tendremos ocasiones para ello.
 

Soy de la opinión que debemos de actuar tal como somos, eso sí, con educación, y en el  momento adecuado, pues no somos el ombligo del mundo. Aunque bien es sabido que es un poco difícil tal y como son actualmente los valores que imperan.
 

Pero, sigamos a lo nuestro, con un toque de jazz en el fondo, acude a mi estómago un breve hormigueo, para el cual ya le he encontrado solución. Unos pastelitos almibarados. Ya ves, todo lo soluciono metiendo dulce al cuerpo, e voilá, alegría!.

A disfrutar.

PASTELITOS ALMIBARADOS CON ALMENDRAS
 
Ingredientes:
 
120 gr. de azúcar
 
150 gr. de harina
 
230 gr. huevos (cada huevo aprox. 55-60 gr.)
 
Mermelada de naranja u otra.
 
100 gr. de almendras en láminas ya horneadas
 
 
Almíbar:
 
50 gr. azúcar
 
250 gr. agua
 
Corteza de naranja
 
 
Elaboración:
 
Separamos las claras de las yemas, con cuidado de que en las claras no caiga nada de yema. Echamos aproximadamente la mitad del azúcar en las yemas y batimos enérgicamente hasta que cojan cuerpo.
 
 
Por otro lado montamos las claras. Cuando estén a medio montar añadimos el resto del azúcar en forma de lluvia.
 
A continuación añadiremos al primer bol de las yemas la mezcla de claras y azúcar. Mezclamos bien.
 
Añadimos la harina previamente tamizada removiendo de abajo a arriba y viceversa ayudados de una espatula.
 
 
Vertemos sobre un molde de bizcocho cuadrado hasta completar 2/3 del molde de silicona, o en su caso un molde previamente engrasado y enharinado (evitaremos que se nos pegue el bizcocho al molde).
 
Cocemos a horno medio 180º - 190º durante 20 - 25 minutos aproximadamente. Antes de sacarlo del horno verificaremos que ya esté hecho pinchando con un cuchillo, si éste saliera limpio es que ya lo podríamos retirar.
 
Dejamos enfriar un poco y desmoldamos, dándole la vuelta al cabo de 5 minutos para termine de enfriar del todo.
 
Cómo hacer el almíbar: cocemos el agua con el azúcar y la corteza de naranja a fuego lento hasta llevar a ebullición dejando que hierva unos 2 minutos. Apartamos y enfriar.
 
Una vez dejado enfriar el almíbar será el momento de emborrachar el bizcocho con ayuda de una brocha empapándolo bien.
 
 
A continuación cortamos el bizcocho por la mitad y lo rellenamos con mermelada de naranaja o aquella que más nos guste. Partimos el bizcocho en cuadraditos.
 
El siguiente paso es untar la superficie de los cuadraditos de bizcocho con crema de mantequilla, adornamos asimismo con almendras tostadas en láminas.
 
 
Decorar con guindas, o con lo que más nos guste.
 
  

2 comentarios:

Gloria Te hago un Postre dijo...

Tienen un aspecto delicioso estos pasteles. Me encanta la forma en que los has presentado. Besos.

Mary dijo...

Qué bonitos pastelillos. Parecen petit fours, qué delicia!!! Buenísmos, seguro:):)