sábado, 17 de noviembre de 2012

Bocaditos de mermelada

Los he llamado bocaditos porque son mini galletas que te comes con una facilidad pasmosa. El caso es que en casa me dicen que si son más grandes se las tienen que comer, y claro, digo yo, es que para eso las hago..... Ay, qué daño hacen los cuerpos esbeltossss.

Yo he hecho unas 20 piezas más o menos, si queréis hacerlas de mayor tamaño tener en cuenta  a su vez la proporción en los ingredientes. A disfrutar.

s


BOCADITOS DE MERMELADA

Ingredientes:

100 g. de mantequilla a punto de pomada

62 g. de azúcar

175 g. de harina

1/2 cucharada de zumo de limón
 
Mermelada la que más nos guste, yo he puesto albaricoque

1/2 clara de huevo

1 pizquita de sal

Azúcar glas (opcional)


Elaboración:

Colocaremos la mantequilla en un bol amplio junto a la harina, 1/2 clara de huevo, el zumo de limón, el azúcar y la sal e iremos amasando poco a poco hasta que veamos que obtenemos una pasta que resulte homogénea. En principio parecerá que todo está muy desmigado, pero al amasar con las manos le estaremos dando calor para que finalmente ligue todo bien y se nos quede la masa como una bola.

Dejaremos reposar una media hora para que la mantequilla haga su efecto.


A continuación dispondremos de un poco de harina sobre la encimera para trabajar la masa. Yo he de decir que siempre que hago masas de este tipo lo hago sobre una lámina de papel de horno, así ensucio menos la encimera y a la hora de llevar las galletas al horno consigo despegarlas con suma facilidad.
 
Como decía, hay que trabajar la masa y para ello utilizaremos un rodillo hasta conseguir una lámina del grosor de entre 1/2 y 1 cm.

Parte esta lámina en dos y de una de ellas, recorta con un cortapastas de 5 cm. de diámetro más o menos unos aros y disponlos en una bandeja de horno a la que le habremos colocado papel de hornear.
 


 
Con la otra lámina, realizamos la misma operación, pero además a cada disco debemos hacerle la forma de los ojos y la boca, para ello utilicé una boquilla muy pequeña de las que ponemos en una manga pasteleras y con un cuchillo perfilamos la forma de la boca.

Dispón estos aros tambén en la bandeja y cuece todo el conjunto unos 10 minutos en el horno precalentado a 200 grados.


Después deja enfriar las galletas y a las que no están agujereadas le pondremos una capa de mermelada al gusto para a continuación cubrir con las galletas agujereadas. Cuando ya las tengas todas y si quieres puedes espolvorearlas con azucar glas. Servir.