sábado, 14 de julio de 2012

Rosquillas

Esta tarde, estoy leyendo los periódicos, varios evidentemente y de diferentes ideologías, pues mi norma es "lee a todos los que puedas ya que la prensa informa, pero también deforma" y lo único que acierto a decir es que el final "ni se ve ni se le espera".

Y es que no saben ni por donde les dá el aire. Lo que sí confirmo es lo que  vaticinaba la gente que ya en mayo del año pasado se echó a las calles. E voilà, ya lo tenemos. Se está cumpliendo punto por punto.

Me fastidia que el político de turno me diga, el mismo que nada más salir elegido su partido mete a su mujer a trabajar en "no se qué de protocolo", con su futuro bien agarrado, su actividad profesional paralela bien asegurada, "favores te doy, favores me deberás"....y su jubilación máxima asegurada, que yo, he vivido por encima de mis posibilidades. Ese mismo que no suelta el coche oficial.

O esa otra, que la llaman para decirle que le retirarán la escolta y que le pondrán privados y lo primero que pregunta es si el coche que tendrá a partir de entonces mantendrá o bajará de gama.

Bien, caballeros, (por ser educada) lo único que he hecho en mi vida una vez acabé de estudiar fue ponerme a trabajar, pues (oh!) tuve la dicha de no tener una familia que pudiera comprarme un coche,  o un buen padrino para ese puesto que con el tiempo, esfuerzo y paciencia, (después de tragar a muchos jefes ineptos) he conseguido.

Y sí, tengo hipoteca, esa hipoteca que pago religiosamente a los sátrapas de los banqueros, y aquello que puedo ahorrar lo destino a amortizar la misma, cuanto menos intereses pague a sinverguenzas, más tranquila queda mi conciencia. Los mismos sinverguenzas que con tu dinero especulan en empresas que a su vez trafican con armas, o especulan en grandes fondos de inversión que a su vez, hacen lo mismo con los alimentos básicos de la población. Y mientras, a tí te cobran por "guardar tu dinero en una libreta".

Esos que condonan deudas a políticos para luego pasarles la factura. Y luego salen otros y dicen, "hey, que esto es una democracia". Claro, tu democracia, tu pones tus leyes y luego dices que tú sí cumples con lo que marca la ley.

El día que saquen un decreto ley donde diga que no se pagará por ir a trabajar, también tendremos que reirles las gracias, al fin y al cabo saldrán los palmeros y dirán: "es la ley, y si la incumples es que eres un antidemócrata".

Pero como dice el patriarca privilegiado de la Spain por mandato divino, "vamos a darnos una vuelta por el Fortuna a ver si escampa".

Veréis como dentro de poco dirán que esto ya no sirve, y que habrá que hacer más sacrificios. Tiempo al tiempo.

Después de toda esta retahíla, que perfectamente no se puede compartir, pues es simple y llanamente una opinión más, (pero tenía ganas de soltarlo), voy a dedicarme a hacer algo en la cocina que al fin y al cabo es para lo que esoy escribiendo aquí.


ROSQUILLAS



Se nos han acabado las galletas en casa, y tenemos por costumbre después de cenar, tomar un vaso de leche y acompañarlo con algo dulce, pequeño al fin y al cabo, pues a dichas horas no es bueno meterle al cuerpo mucha caloría.


Asi que he hecho unas rosquillas. Me han salido unas veinte piezas y teniendo en cuenta que en casa somos dos, creo que tendré para unos días.

Espero que os gusten.


Ingredientes:

1 huevo

90 g. azúcar

25 g. leche

50g. aceite suave

280 g. harina

5g. levadura royal

azúcar para rebozar




Elaboración:

Muy sencillo, vamos mezclando todos los ingredientes, añadiendo y mezclando pero en último lugar la harina con el impulsor royal, que previamente habremos tamizado juntos.

Dividimos en pequeñas porciones, boleamos y formamos roscas.

Freimos a 185 grados con abundante aceite de tipo suave.

Sacar y rebozar en azúcar, al que se le puede haber añadido si se quiere anís al gusto.



* Otra opción por ejemplo sería sustituir la mitad de la harina por harina integral.





No hay comentarios: