viernes, 4 de julio de 2014

Vacaciones

En esta época, una vez que comienza el verano y todo es más light, - entre comillado por supuesto-, bajamos un poco el ritmo, y pensamos quien más quien menos en cuándo llegan esas dichosas vacaciones. Yo aún estoy a la espera de que lleguen pero ya solo el hecho de que los días me cunden más -por aquello de tener más horas de sol-, ahora es cuando más me apetece meterme de lleno en la lectura.
 
Actualmente estoy con el libro "Mil soles espléndidos" de  Khaled Hosseini y ciertamente me está gustando mucho. Es una historia dura que a su vez transmite mucho. Una vez termine con él ya tengo unos cuantos fichados en la biblioteca para hacerme con ellos y pasar parte del verano.
 
Hoy no traigo receta, tal y como adelanté en mi blog "las cositas saladas" realizo un parón para descansar y volver con las pilas recargadas tras el verano. Espero y deseo que disfrutéis de vuestro tiempo libre y para aquellos que no puedan, lo que siempre digo, disfrutar de las pequeñas cosas, que son las que finalmente llevaremos consigo.
 
 
 Feliz verano !!

domingo, 22 de junio de 2014

Sobaos pasiegos

No sé, quizás haya cometido el error de encender hoy el horno. Con este insoportable calor una vez hecha la receta de hoy, tengo la cocina que en sí misma es un puro horno. Debo de abrir las ventanas para ventilarlo y que salga el calor cuanto antes pero a su vez ,es tal el calor que tenemos en la ciudad que no sé qué hacer. Hoy igual será mejor precintar la cocina y desaparecer. A ver si luego cuando vuelva todo ha sido un mal sueño.
 
Bromas aparte, presentar la receta que he realizado hoy. Me levanté prontito, para poder tener estos sobaos para desayunar. Todo aquel que hay probado los sobaos alguna vez habrá podido observar que tienen un sabor especial. Algo que caracteriza a parte de la zona de cantabria. Quién más quien menos conoce de estos dulces y apuesto a que cuando nos acercamos a Potes, al Valle de Líébana....alguno o más de uno habremos comido.
 
Lo dicho, aquí os la dejo. Disfrutad del domingo.


sábado, 7 de junio de 2014

Bizcochitos de pera

Del clásico bizcocho de toda la vida, del bizcocho de nuetras abuelas y tatarabuelas, son estos bizcochitos de pera. No hay nada más que echar un vistazo a las recetas clásicas de las antiguas cocinas para ver que a día de hoy es una receta básica que todos/as hacemos en alguna ocasión.
 
Por tanto esta vez no iba a ser menos. Un clásico bizcocho que probablemente muchos hayamos empleado para comenzar en este mundillo, cómo no, al calor de su olorcito, rico, rico.
 
En esta ocasión lo he hecho en moldes individuales, para darle un toque diferente. Espero que os guste.

 

domingo, 1 de junio de 2014

Galletas de crema de queso

Este año estoy siguiendo Masterchef. Confieso que el año pasado empecé a verlo casi cuando ya quedaba muy poco para terminar, pero aún así me valió para observar cómo esta edición está destinada más al cotilleo y morbo por, digamos, la relación entre compañeros o las "supuestas" broncas que les echa el jurado. Pero como todos sabemos esto es TV y parece que es lo que vende. En fin, tarde o temprano se veía que tomaría estos derroteros, aún así, todavía dedico parte de la noche de los miércoles para ver un poco pues también sigue manteniendo sus cosas buenas.
 
La verdad que independientemente de que al final todo sea TV, disfrutar de la oportunidad que tienen los concursantes, - pues recibir clases de cocina en una escuela superior como Le Cordón Bleu no es para desperdiciar dicha oportunidad-, es todo un lujo. Y enhorabuena para ellos que tomaron la decisión de participar en dicha operación y disfrutar de toda una experiencia que seguro que no olvidarán, apuesto por ello.
 
Hoy vengo con una receta de unas galletas de crema de queso que tenía ganas de probar. De textura muy parecida al hojaldre, pensé que tendrían que ser agradables en el sabor y nada pesadas. E ahí el satisfactorio resultado. Unas galletas perfectas para un café viendo pasar una tarde lluviosa tras el resguardo de una ventana.
 
Saludos.

sábado, 10 de mayo de 2014

Lenguas de gato

Este solete con el que saluda hoy el día me da vida. Me sería difícil vivir sin él, y eso que por el norte no es que se prodigue mucho, pero e ahí su valor, que cuando aparece......me doy cuenta de lo que lo echo de menos. Afortunados aquellos quienes les visiten más a menudo, en fin, tendremos que jubilarnos por el sur, eso sí, sin olvidarme el verde del norte.
 
Y con la esperanza que presenta este estupendo día hoy dejo la receta que aprendí en un curso que hice hace un tiempo en la escuela de hostelería de Mendizorrotza aquí en Gasteiz, un curso breve pero con nociones básicas para aprender un poquito a movernos en la cocina sin que nos estorbemos unos a otros...
 
Esta misma receta es para la que realizaban las tulipas. Es la misma masa, solo cambia la forma que le demos. Además es una receta muy fácil de recordar  puesto que recoge la misma proporción de cada ingrediente, basta no olvidar los 4 ingredientes y para la cantidad prevista en este caso emplearemos 50 g de cada.
 
Tienen un sabor a mantequilla muy rico. Como he dicho la diferencia de las tulipas con las lenguas de gato es simplemente la forma que le damos, es decir, al sacarla del horno y con las galletas aún calientes le damos forma ayudándonos de unas flaneras, o vasos. Dejamos, y listas para rellenar, con por ejemplo confitura de fresas, nata y fresas por encima. O por qué no, crema pastelera y manzana caramelizada, o....buff, hay tanta variedad para rellenar.

Estas lenguas de gato aguantan bien durante una semana aproximadamente en un recipiente cerrado herméticamente.

Espero que os guste.

jueves, 1 de mayo de 2014

Batido de fresas

Es una forma sencilla de proponer a los peques tomar fruta. Es una forma fácil para los que no somos tan peques de tomar una bebida fresquita y a la vez nutritiva.
 
Con las temperaturas primaverales que esperemos lleguen de una vez - nada de ponernos el caramelo en la boca para luego volver a la realidad - tomar este batido a primera hora de la mañana con el desayuno es una estupenda manera de comenzar el día, o si lo preferimos como parte de la merienda también.
 
Incluso podemos rebajarlo de calorías sustituyendo la leche entera por desnatada y el yogur cremoso tipo griego por otro natural menos calórico, " et voilà! ", unas cuantas calorías menos que nos acompañarán este verano.